Naima es un término árabe. Dulzura, placer, felicidad,…. Pero también es un trío valenciano que nos propone su mirada particular sobre la forma que puede adoptar el jazz en sus infinitas aristas. Nos atrevemos a añadir, vanguardista e inconformista. Naima, afirman pretender un viaje en cada uno de sus temas. Un viaje por sus raíces mediterráneas. Cuanto se lo agradecemos. La producción jazzística valenciana siempre ha demostrado gala de estar viva y activa desde que los pioneros Valencia Jazz abrieron la veda allá por los primeros setenta. Naima es claro paradigma de esa dinámica; que hoy, afortunadamente, sigue siendo realidad. También afirman que no desdeñan una mirada hacia el norte. Entendemos que ese sea el posible origen de su espíritu heterodoxo.

Bye, su último disco, supone el cuarto trabajo de su producción musical. Esta vez nada más y nada menos que editado por Cuneiform Records. Las grandes ligas. Reconocimiento de materia prima que necesita ser mostrada. Esperamos ya su quinta propuesta.

A partir de las 22:00 el próximo jueves 19 de enero Naima nos recibirá en la sala Wah Wah Club dentro del ciclo Malavida…., AndSons Producciones y Redacción Atómica siguen afinando su buen gusto, con el patrocinio de Bodegas Arráez y su vino valenciano añaden esas propiedades que no están incluidas en las organolépticas de su creación. Llamémosle el deseado efecto Naima.

 

Además tenemos la suerte de poder aprovecharnos de una proximidad circunstancial, sí. Y, si esto es así, The Water Tapes no deja pasar la oportunidad de satisfacer nuestra curiosidad, así que les hemos hecho una pequeña entrevista. Esto fue lo que compartieron con nosotros:

– Pregunta tópica de rigor. ¿Qué representa Bye en vuestra escala evolutiva?. A estas alturas cambiaríais algo? ¿Tres discos son muchos, pocos, suficientes….?
Bye es nuestro cuarto albúm. El anterior fue “A trio conspiracy”, nuestro debut como trío, antes éramos cuarteto. Respondiendo a tu pregunta sobre la escala evolutiva de este disco, ha representado un gran salto, principalmente porque se ha editado en EE.UU. con el mítico sello Cuneiform Records y eso ha sido un fuerte impulso. Esto lo hemos conseguido porque a nivel creativo también ha habido una evolución y una madurez que se notan en las composiciones.
– Qué preferís oír, lo que afirma Dave Sumner sobre vuestra energía o el rumor de una sala llena hasta la bandera?
Pues las dos cosas. Crítica y público nuestros amigos! PEnsamos también que ambas se influencian entre si. Al final es la música la que debe hablar.
– En vuestra opinión, cuál es el estado y lugar del jazz en estos momentos en la ciudad de Valencia. Existen grandes diferencias respecto de otras de nuestro entorno?.
Creemos que bueno y siempre mejorable. No vamos a utilizar esta entrevista para quejarnos. Si cada uno hace mejor su trabajo la oferta de la ciudad mejorará. Como músico no hay que conformarse con la oferta que tengas en Valencia, hay que salir fuera, crecer con otros escenarios y otros públicos.
– Vuestros planes son…?
Nuestro plan más inmediato es tocar por Europa. Ese es el objetivo prioritario sin lugar a dudas. Y además grabar el siguiente disco, cuyo proceso ha comenzado.
– A mí me gustan mucho Chet Baker, Thelonious Monk, Bill Evans y por encima de todos Miles Davis….¿y a vosotros?.
Ya que lo mencionas, Thelonius Monk mola mucho. Va más allá de todo. Es el epítome de la creatividad. Bill tiene mucho rollo y algunas de las épocas de Miles son gloriosas. Todos los que has comentado pertenecen al ABC del jazz y todo músico tiene que oírlos y estudiarlos. Ahora bien, estamos en 2017 y las dos últimas decadas han sido muy prolíficas, con nombre como Brad Meldau, Esbjorn Svensson Trio, Avishai Cohen, Christian Scott y una largo etc. Pero no solo de Jazz nos alimentamos, a parte de Tortoise y Jagga Jazzist, hacemos versiones de Elliott Smith o Depeche Mode, así que como ves nuestras referencias son amplias.
– ¿Puede hablarse de jazz blanco y jazz negro?
Es complicado. Quizá en Europa el jazz se aleja más del tradicional que ha sido tocado en su mayoría por negros. Esto puede ser la raíz de que surja esa dicotomía.
– ¿Es el bigote de Frank Zappa una manera de aparentar o símbolo de una propuesta?
Zappa era un gran tipo. Muy implicado en la lucha social y comprometido. Aunque no lo conocí, no creo que hiciera muchas cosas por aparentar.
– ¿Meteríais a Django Reinhardt en el váter y le grabaríais una “water”? ¿Qué esperáis para pedir a The Water Tapes una water en un retrete bien afinado?.
Pregúntaselo. Si te responde, no dudes en avisarnos!
Pues sería todo un reto. Hace falta un gran váter donde quepan los instrumentos. Con Naima el concepto de tocar en “acústico” no implica quitar instrumentación. Piano, contrabajo y batería es todo acústico. Y sonaría cojonudo en un váter con cortinilla de ducha y bidé. Te lo aseguro.

Todo apunta a que Naima se encuentra en un estado de “Naima”. Nos felicitamos por el jazz. Nos alegramos por este trío de creadores. Y nos alegramos por The Water Tapes, nos han prometido una water. Todos sois testigos. El próximo jueves estaremos.

 

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>