Matthew Caws vuelve al Wah-Wah

Veintinueve de octubre del 2012, lo recuerdo porque me lo chivan los datos escondidos en los raw de mis fotografías.

Hacía relativamente poco que nos habíamos lanzado a la aventura de cazar a bandas foráneas en plena prueba de sonido y pensamos que con Nada Surf habría posibilidades. Teníamos el precedente de The Wave Pictures y como mucho Bigott quienes nos había tratado con respeto y humildad.

Entramos en Wah-Wah y como siempre José Casas nos ofrece su mejor cara y esa predisposición buenrrollera que luce siempre. Nos presenta a Dani Lorca, el bajista de las rastas que hace de intermediario. El tipo viene con un problema desde quien sabe dónde ni cuando y nos pide perdón por un ataque de insectos que le está jodiendo la gira. Obviando sus complicaciones, se interesa por el proyecto y se lanza a la captura de Matthew, el frontman de su banda, Nada Surf.

Con el rabillo del ojo vemos como le explica cual es nuestro propósito dentro de los baños del bar. Sin poder acercarnos hacemos cábalas de lo que le estará contando; que sí grabamos dentro del váter, que si grabamos de un tirón, que si el plano-secuencia, que si grabamos el audio aparte… vamos, lo que le contamos a todos pero en esta ocasión por boca de otro.

De lejos advertimos que Matthew no está mucho por la labor y en menos de veinte segundos llegamos a la conclusión de que esa tarde no íbamos a grabar.

Cuando damos todo por perdido y empezamos a recoger nuestros artilugios, vemos como Matthew Caws sale del camerino con su guitarra acústica colgada del cuello y se dirige sin dilación hacia los baños. La cosa pintaba bien, íbamos a tener a Nada Surf en Water Tapes!

La jugada tenía que ser rápida y elegante. Teníamos delante un icono digno de nuestra admiración que no le hacía ni puta gracia tocar en el baño y cinco preciosos minutos para realizar nuestro cometido.

Dado que Matthew lo iba a hacer solo, en una estrategia de originalidad le ofrecimos grabar en el baño de los chicos. Esto debió de ser sábado porque el baño rezumaba un fino y penetrante olor mezcla de orina, cigarros fumados a escondidas y lejía. Por su cara dedujimos que no era buena idea y Mr. Bonillo sagaz como un lince me hace un gesto y sentencia: “lo grabamos en el otro!”.

La toma se hizo en el baño grande, el de las chicas. Ellas siempre son más limpias que nosotros, huelen mejor y no salpican sobre la taza. Y ahí Matthew se encontró a gusto. Tonto no es, desde luego.

Nos cantó “Always love“ y lo clavó. La reverberancia del espacio elevó el himno de categoría y atónitos contemplamos delante de nuestras narices, como este eterno teenager se elevaba sin necesidad de artilugios, ni efectos, ni atrezzos, hacía otra dimensión. Y eso solo lo vivimos nosotros, el equipo de Water Tapes.

Hoy viernes 8 de marzo estaremos en Wah-Wah una vez más. No, si piensan que lo repetiremos se equivocan. Estos regalos solo te los dan una vez en la vida y aunque se pudieran repetir, nunca serían iguales.

Este viernes iremos solo a disfrutar de la presencia de Matthew Caws encima del escenario, sin artilugios, ni efectos, ni atrezzos, hacía otra dimensión.

Mattew Caws en WahWah

Fotografía: JuanLimousine

Matthew Caws en WahWah

Fotografía: JuanLimousine

 

Texto: JuanLimousine

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply