En el año en el que hemos perdido a Leonard Cohen, como si de un homenaje póstumo al poeta y al cantaor Enrique Morente, vuelven, veinte años después, Lagartija Nick junto a la familia Morente en tres únicas fechas donde nos volverán a emocionar con Omega, el disco que rompió las normas e hizo cátedra.

El incomprendido, el vanguardista, el rupturista, el punto de inflexión por el cual muchos artistas de hoy son artistas y muchas músicas de hoy son entendidas, aceptadas y evolucionadas por el entorno de la música popular actual.

Omega, esta vez por los hijos de Enrique Morente y unos Lagartija Nick ya curtidos sobre las tablas, nos hará partirnos la camisa y emocionarnos como ya lo hiciera en 2008 en el Festival de Benicasim, fecha esta también en la que vimos por última vez y en el mismo escenario al autor de “Pequeño vals vienés” o “Oye, esta no es manera de decir adiós”, temas como “Aleluya” canción que en voz de Morente y la guitarra de Vicente Amigo adquiere una dimensión estratosférica.

Mientras escribo estas lineas reescucho Omega, el disco que me abrió al flamenco apartando de mi los prejuicios, un disco al que debemos un profundo respeto y agradecimiento, al tiempo que admiración por todos los artistas implicados en tan magna obra.

 

Será el próximo jueves 1 de diciembre en el auditorio de La Rambleta y sin lugar a dudas será una experiencia única e irrepetible.

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply