Todos tenemos un compendio de canciones que mantienen intacto su poder de influencia con el paso del tiempo.

 

Aceleran las sístoles, erizan los pelos y nos devuelven los momentos en que nos acompañaron, la primera vez que escuchaste aquella melodía y supiste que ya no ibas a poder separarte de ella. Y así fue, y así ha sido y será hasta el momento ese de las imágenes del túnel en que quién sabe si le pondrá el “soundtrack” al resumen de tu vida.

 

“Tomorrow the Green Grass” ejerció ese poder desde el segundo dos de colarse en mi equipo de música. Yo era joven e inquieta y recuerdo haber entendido aquella popular revelación que me acompañaría hasta hoy: “sólo sé que no sé nada”. Porque… ¿Quiénes eran aquellos chicos y cómo podía haber vivido hasta entonces sin ellos? Y supe que sí, que iba a pasar aquel año sin que nada que escuchara superara a The Jayhawks.

 

Como gran parte de las bandas que me acompañan, la industria no supo poner a estos chicos de Minneapolis en el lugar que sin duda les corresponde. Con Mark Olson y Gary Louris juntos desde su homónimo primer LP en 1986 hasta el luminoso “Tomorrow the Green Grass” en 1995, los Jayhawks fueron convirtiéndose en referente indiscutible de la Americana sin conseguir los merecidísimos resultados que esperaban. Mark Olson decide entonces abandonar el proyecto para dedicarse a su carrera con Victoria Williams. Lejos de decaer, Gary Louris y el resto de la banda publican en 1997 el brillante “Sound of lies”, en el que anunciaban una evolución de su country rock hacia sonidos más cercanos al pop y al rock. Después llega “Smile” como continuación de su intento de modernizarse hasta que en 2003 nos devuelven su clásico alt-country con “Rainy day music”.

 

Pasan los años, Mark Olson y Gary Louris vuelven a juntarse y en 2011 publican “Mocking Bird Time” que alcanzó sus mejores resultados en la industria pero no el beneplácito esperado por sus fans.

 

Habrán pasado muchos años y cien batallas, no estará Mark Olson y nos sorprenderán más o menos, pero tenemos claro que el próximo martes 15 de Julio no va a haber ni un alma en El Loco Club que no se estremezca cuando suene Blue…

 

 

Texto: Izarne Villaverde

 

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply