Los próximos 22 y 23 de junio se celebra el Foro de Ciudades Musicales en el Centro Conde Duque de Madrid, como parte del Madrid Music City. Para ver la programación completa diríjanse a este enlace, donde también podrán seguir las charlas en streaming.

El evento es gratuito con inscripción previa.

Como previa a este evento, hemos entrevistado a Nacho Gallego, doctor por la Unviversidad Complutense de Madrid, profesor e investigador en el Departamento de Periodismo y Comunicación Audiovisual de la Universidad Carlos III e investigador principal del proyecto “Diversidad Audiovisual en la Era Digital”, así como Co-Director del Máster en Industria Musical y Estudios Sonoros de la UC3M.

¿Por qué tenemos que ir al “Foro Ciudades Musicales”? ¿Qué vamos a aprender?

El foro más que como un espacio de aprendizaje surge como un espacio de intercambio. La motivación principal para asistir a este evento es la intención de intercambiar ideas y visiones sobre la forma en que la música puede ser gestionada, producida, disfrutada o experimentada en las ciudades. Creemos en un espacio abierto en el que el intercambio sea fructífero y ayude a generar nuevas experiencias.

Entre los ponentes hay investigadores, periodistas y gente directamente implicada en la gestión y producción musical, ¿cómo se diseñó el programa?

La intención es sumar voces distintas y experiencias internacionales con el enfoque interdisciplinar que tienen las mesas. Tenemos urbanistas, abogados, músicos, oyentes, académicos, políticos… que trabaja alrededor de la creación musical y queríamos que todo confluyera en ese objetivo de implementación y desarrollo de planes estratégicos de transformación.

Todo el mundo tiene poco tiempo, y quizá uno de nuestros lectores no puede asistir a todas las ponencias, destácanos dos o tres que te parezcan especialmente relevantes (sin que vaya en detrimento del resto).

Creo que cada uno debe elegir en función de sus intereses. Es difícil destacar unas mesas u otras.

Haciendo un poco de abogado del diablo: leyendo su programa se podría argüir que hay un componente utópico. Se habla en varios casos de “transformaciones”, pero sin dinero, es difícil hacer cosas. Hablemos por tanto de financiación, ¿qué vías de financiación no públicas consideras esenciales para el establecimiento de un tejido cultural/musical potente en la ciudad contemporánea?

La pregunta está planteada con una lógica de mercado. El dinero y el mercado son fundamentales pero no únicos. Nos interesan mucho las prácticas que se mueven dentro de la economía social y que miran la rentabilidad más allá de un eje puramente económico. Por ejemplo, The Water Tapes no tiene una sostenibilidad económica y seguro que te reporta otra serie de “rentabilidades” y generas, a su vez, una rentabilidad social con el contenido que ofrece. En cualquier caso están presentes la mayoría de agentes que pueden encargarse de esa rentabilidad: productores, salas de conciertos, festivales e instituciones públicas. Si creemos que no debemos separar esa financiación público / privada, deben ser complementarias y así suele ser en las ciudades con grandes escenas musicales.

¿Qué iniciativas que aprovechan o utilizan el espacio urbano en ciudades fuera de España te parece especialmente interesantes?

En una reciente estancia me impacto especialmente Montreal. Es una de esas llamadas “Ciudades Musicales” que durante el verano saca a las calles todo tipo de festivales que han hecho adaptarse el espacio urbano para esta lógica. Además, durante el año las salas de conciertos son claves (también son cuidadas por esos festivales veraniegos) y la escena underground tiene una fuerza brutal. También es importante la radio (el espectro radioeléctrico es parte del espacio urbano) y en Canadá se cuidan especialmente las lógicas de la diversidad y encuentras multitud de emisoras con música diferente. Se han combinado de manera muy interesante la iniciativa pública, la privada y el activismo.

Sabemos que eres un melómano, recomiéndanos un par de discos para escuchar mientras caminamos por la ciudad.

Ponerse cascos y pasear por la ciudad es un placer. Creo que cada ciudad tiene su banda sonora. Para Madrid me pondría La Ley del Desierto, La Ley del Mar de Radio Futura y algo del sonido Caño Roto.

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply