Ghost Transmission han llegado desde la cercana Xàtiva como un estruendo a mitad camino entre el indie, el noise y el shoegaze. Con su álbum “Apparitions” han dado un enorme golpetazo en la mesa. Su single “Revolt Teen” es una auténtica declaración de intenciones: distorsión hipnótica que te atrapa desde un primer acorde aullando al mismo tiempo que susurra versos. Temas como “Whore” aclaran las dudas que pudiesen existir: Ghost Transmission propone un salto al momentum de la experiencia musical, sin antes ni después, a un primitivismo corporal al que nos debemos entregar.

Con motivo de su actuación en la Sala Wah Wah junto con Trajano! en el sexto anivesario Water Tapes, nos concedieron esta entrevista:

Hay “Ghost Tramission” en disco y “Ghost Transmission” en vivo. ¿Cómo re-inventáis las canciones para los directos?

Pues la verdad es que en este primer disco las canciones se grabaron de forma muy clásica, no hay apenas sonidos electrónicos, todo lo que se escucha viene de los pedales y eso, mejor o peor, se puede llevar de forma sencilla a los directos. Por ahora vamos a pelo, sin samples ni ruidos pregrabados.

Tomando como punto de partida, que cada disco es un viaje, imaginad a un fan potencial de vuestra música pero que la desconoce, ¿qué tipo de viaje ofrecéis?

Lo que ofrecemos ahora mismo es algo muy visceral, un ruido muy primitivo, casi sacado de las cavernas.

Olvidaos de músicos que conoce todo el mundo. Apuntadnos por favor dos o tres músicos que consideráis que son maravillosos y quizá conozca poca gente.

George ‘Shadow’ Morton, productor y compositor de los 60’s, más conocido por su trabajo con The Shangri-las y totalmente eclipsado injustamente por Phil Spector. Sin desmerecer el trabajo de Spector, que nos encanta, ‘Shadow’ Morton era más arriesgado.

Jody Reynolds. El sonido reverberado de su guitarra es insuperable. Si le dais una escucha a algunos de sus temas como Tarantula, (The Girl with the)Raven Hair o Fire of Love sabréis por qué.

Y por último, no sabemos si muy conocidos o no, pero nosotros supimos de ellos por casualidad hace unos cuatro o cinco años y es un grupo alemán de finales de los 70’s y 80’s que se llama 39 Clocks. Absolutamente recomendables e indescriptibles. Son una mezcla de la parte sucia y oscura de The Velve Underground y Suicide. Brutales.

Supongo que vuestras canciones vienen de muchos sitios y que las ideas surgen a veces más espontáneamente a veces desde una idea o un pensamiento más trabajado. A menudo, muchos creadores parte de una anécdota o vivencia real para luego transformarla en una canción, un poema, un relato corto, ¿podéis contarnos una de esas anécdotas o vivencias y cómo evolucionó hasta convertirse en una de vuestras canciones?

La verdad es que ninguno de nuestros temas habla de vivencias personales, solemos utilizar conceptos o tramas de libros o películas que nos han gustado. Si por ejemplo estoy viendo una película, una serie o leyendo un libro y una frase me gusta o me llama la atención la apunto en el bloc de notas del teléfono y más tarde escribo una letra a partir de eso. Un ejemplo podría ser ‘Revolt Teen’, que salió después de ver la película ‘Heathers’, aquí la llamaron Escuela de Jóvenes Asesinos.

¿Creéis en los “fantasmas”? ¿Qué os transmiten? ¿Lo podeis confesar?

Alguien dijo: “algo hay, llámale Dios, llámale energía…”. Jajajajajajajaja. No, no creemos en fantasmas tipo personas apareciéndose porque tienen asuntos pendientes y tal y tal.

Finalmente, sabéis que grabamos a bandas tocando en el water. Confesad: componéis o tocáis en el water, no seriáis los primeros…

¡Jajajaja! Nop, pero imagino que de niños todos hemos flipado por como suena nuestra voz en la ducha. La acústica de los baños es muy peculiar, la reverb bathroom de toda la vida.

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply