Foto de Portada: Aitana Carrasco

El que corre con los búfalos” es una canción que alguien hizo sobre mí una vez, y esta es mi forma de agradecérselo.

Y ya no quiere desvelarnos más. Así que con su permiso para divagar en significados más allá del de “son las últimas 12 canciones publicadas de Gilbertástico, bajo ese nombre” me encuentro con leyendas que hablan de cazadores amerindios acercándose a inhalar el último aliento  al momento de la muerte del bisonte, como forma de absorber espiritualmente sus virtudes. Los llamaban “Dadores de vida”, y qué otra cosa hace si no Gilberto Aubán cada vez que nos regala canciones.

Como ya hiciera en los anteriores Versalles (2011) y Heil Gilber (2012), Gilbertástico nos sorprende cambiando de estilo mientras mantiene una línea identificativa que le hace, otra vez, inconfundible y brillante sea cual sea el género por el que le apetezca pasearse. El disco respira un folk que no nos había enseñado hasta ahora, resultado de “usar también el violín y la mandolina para el teatro, que me ha dado ánimos de usarlo aquí también”, sin abandonar ese regusto a Edad Media que tanto le caracteriza, fuente de inspiración y fruto de sus influencias más tempranas.

“Todas las canciones fueron grabaciones caseras, jornadas agradables de música, sin prisa, sin fecha de entrega. Parte de ellas, por ejemplo, son fruto de viajes, de alguna temporada apartado en la playa, grabando en la soledad…” y tal vez por eso “El que corre con los búfalos” nos transmite una especie de calma alegre que se contagia a los diez segundos de la primera escucha y alcanza su punto álgido al llegar a “Canción de cantautor”, que le catapulta a uno a transformar los dos metros que tenga más a mano en improvisada pista de baile.

WT- Y para terminar…¿qué te gustaría hacer en un baño, aparte de grabar una Water Tape?

GA – En los baños pasan cosas de lo más interesantes, pero creo que nadie puede ganar al tío de Jurassic Park que queda sólo, sentado en el inodoro con todo destruído alrededor, y después es engullido por un tiranosaurus. Eso es lo que me gustaría, ser devorado por un dinosaurio.

Señores, el trovador del siglo XXI ha vuelto. Acomódense en sus tronos y disfruten, no vaya a ser cierto aquello que dicen de los sueños y termine engullido por un iguanodonte…

 

Gilbertástico

Fechas de la gira confirmadas:
+ 10 de abril – Café de la Palma – Madrid
+ 12 de abril – Círculo – Cuenca
+ 13 de abril – Sala Russafa – Valencia
+ 16 mayo – La Azotea . Murica
+ 17 mayo – Alicante
+ 24 mayo – Freedonia en Barcelona

Texto: Izarne Villaverde

Share

No comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Reply